Aguante la vieja TV

Este domingo rescatamos una nota firmada por los programadores de Telefé publicada en Página/12. Es muy interesante el planteo que hacen. Veamos un poco.

Como programadores creemos que la TV comercial y globalizada como la actual no sólo puede, sino que también debe darles lugar a las cuestiones sociales en su programación. Es sólo un problema de decisión. Estamos convencidos de que una programación no se debe diseñar exclusivamente con lógica comercial.

Tal cual. Dominique Wolton lo plantea en su clásico Elogio del gran público.

Todos los medios de comunicación privados poseen dos dimensiones que se encuentran y desencuentran todo el tiempo. Claro está que la tele no es la excepción. Todo lo contrario. Dice:

¿Qué es fundamentalmente la televisión? Imágenes y vínculo social. El entretenimiento y el espectáculo remiten a la imagen, es decir a la dimensión técnica. El vínculo social remita a la comunicación, es decir, a la dimensión social. Tal es la unidad teórica de la televisión: asociar dos dimensiones. (p. 14)

Villaruel y Llorente lo resumen en ejemplos de Telefé:

Ciclos como Montecristo, Vidas robadas, Televisión por la identidad o Ver para leer fueron apuestas que tuvieron resultados comerciales y también sociales. (…) La campaña con Missing Children, que posibilitó que en cinco días se encontrara a tres chicos, demuestra que la televisión puede ser un medio social de una dimensión desconocida. Incluso a nosotros, que hacemos televisión a diario, nos sigue asombrando.

Está muy claro para la dupla de Telefé. Ganaron las apuestas que hicieron. Asumieron los riesgos de hacer TV.

Para cerrar, Woltón sostiene que:

La televisión es al mismo tiempo una formidable ventana al mundo, el principal instrumento de información y diversión para la mayor parte de la población y, probablemente, el más igualitario y el más democrático. También es un instrumento de libertad, pues cada uno llega a ella como lo desea y sin coacciones, fortalece el sentimiento de igualdad y procura e ilustra el papel de vínculo social que ella desempeña. (p.67).

Se puede hacer una televisión distinta. Sí. Además, el público lo acompaña. Vale la pena correr riesgos.

¿Qué te parece?

FIN

Share

Anuncios

2 comentarios en “Aguante la vieja TV”

  1. ¿Creemos verdaderamente a Villarroel y Llorente lo que dicen decir?….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s