La ciudad vista

Ciudad vista de Sarlo
Ciudad vista de Sarlo

Wow. Lo terminé. Qué bueno. Qué felicidad. Acabo de leer un gran gran libro: La ciudad vista de la genial Beatriz Sarlo.

Vamos por partes. La contratapa del libro dice:

A lo largo de varios años, Beatriz Sarlo recorrió la ciudad tomando fotos de aquellos lugares y personas que revelaban una mutación significativa en la vida urbana. A partir de esas imágenes, La ciudad vista muestra el Buenos Aires que fue configurándose en las últimas décadas sobre el fondo de las transformaciones que marcaron el país. Las estampas son diversas, elocuentes, y van trazando un itinerario personal y atípico del Buenos Aires actual: la feria boliviana de Liniers y las fiestas de San Cayetano, el santuario de la Virgen de Copacabana en el Barrio Charrúa, los paseantes de fin de semana en Parque Avellaneda, tos bares y las vidrieras de Palermo, los vendedores de San Telmo, los cursos de idiomas y las casas de culto en Koreatown, las construcciones de Puerto Madero.

La ciudad real, dice la autora, está atravesada por el desorden y la imperfección: por ella circulan las mercancías, en la superficie impecable del shopping y en los puestos ambulantes en la calle; los migrantes, hoy bolivianos, peruanos o coreanos, como antes italianos o españoles; los nuevos pobres arrastrados por una crisis que se agudizó a partir de los noventa, los turistas extranjeros a la caza de lo pintoresco. Pero Sarlo busca también las ciudades imaginadas, representaciones de la ciudad real, recortes arbitrarios o sueños urbanos, y las encuentra en la literatura de Borges, de Arlt y de los que escriben ya en el siglo XXI, en las obras de arte, en las guías turísticas, en la cíber-ciudad que ofrece la tecnología digital.

Del conjunto surge una versión de Buenos Aires que, sin celebrar ni lamentar nada, dialoga con la mirada de sus habitantes, de las crónicas rojas, de los poetas, narradores y artistas. Este ensayo lúcido y original confirma a Beatriz Sarto en la mejor tradición de la critica cultural, ese espacio en el que pueden pensarse las vías que elige transitar una sociedad.

La sensación que me quedó es que leí un gran libro. Brillante. Un ensayo que te cambia la forma de recorrer  y  de ver Buenos Aires. Todas las buenos aires están en la reflexión de Sarlo. Es para leer. Y pensar: ¿cómo nos apropiamos de la ciudad?

El logotipo no es la ciudad, como el logotipo de Nike no son las zapatillas ni el de Wilson las raquetas. El logotipo es la síntesis de las referencias reales e imaginarias que se depositan sobre el nombre de la ciudad como espacio turístico, entre las que se elige alguna no simplemente por su significación o su belleza sino por su celebridad (y si esa celebridad no existe, se la produce). Semiosis pura, el logotipo permite, como el signo, identificar y diferencias (…) Antes del Obelisco, Buenos Aires no podía tener logotipo, no sólo porque aún no existía…

Para terminar con otra cita del libro.

La ciudad criolla fue de barro; la ciudad moderna de ladrillo cocido y cemento, la ciudad tugurizada es de chapa.

La ciudad tugurizada del siglo XXI
Fuente: http://www.buenosairespt.org.ar

FIN.

Share

La ciudad vista

One thought on “La ciudad vista

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s