A veces pasa

No sé si les pasa. A veces leo algo y deseo haberlo escrito yo. Es raro. Pocas veces sucede.

El fútbol nunca fue mi fuerte: ni como jugador ni como espectador. Ya se sabe.

Es -casi- inevitable que los domingos uno se encuentre frente a una TV con imágenes de varios fulanos haciendo una crónica sobre algo que todavía no sucedió.

Transcribo aquí algunos párrafos de una crónica de Pablo Llonto publicada en Hipercrítico.com:

Si de algo podemos vanagloriarnos los argentinos es de tener los periodistas deportivos que más hablan en el mundo. Basta prenderse a lo que llaman “la previa” de cualquier partido para descubrir el ejemplo más contundente de un hábito muy celeste y blanco: abrumar a la gente con intrascendencias.(…)

Quienes pueblan “las previas”en radios y canales se entregan con entusiasmo al arte de divagar; hay quienes predican partidos apasionantes. Otros aplauden aciertos periodísticos ocurridos en la semana (“tal como lo dijimos el miércoles, Darío Gandín no será de la partida”). Los más experimentados aportan, sin riesgo, las formaciones de los equipos; eso sí, antes de cubrirse con un toque de prudencia (“estos serán los once de Boca si el técnico así lo dispone en unos minutos”). Algunos exponen los más variados recursos para completar dos horas de transmisión, asimilables a dos horas de martirio.”

Toda la nota acá

FIN.
Share

Anuncios

1 comentario en “A veces pasa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s